ALAS PARA ACTIVAR MOVIMIENTO

                                           

                                                                                          

                                                                                

María Suárez Toro,  Alas de Mariposa                                                                                       

 

Muchas personas, en cuenta las feministas, se preguntaban a inicios del 2006 cuando comenzó el proyecto Alas de Mariposa qué significaba construir un proyecto de expresión artística para contribuir a la construcción de movimiento. Las feministas confiaban, pero no necesariamente comprendían. Recuerdo el cometario de Ana Criquillón que me alertaba de que este era un proyecto de difícil comprensión, por lo cual debíamos ser cuidadosas para explicarlo.

 

Ante ese buen consejo decidimos algunas cosas que se desprendían de nuestra epistemología: no explicarlo mucho, sino dejar que su práctica hablara también. Desarrollamos un lema interesante que colocamos en la actividad del 24 de noviembre del 2007 cuando Alas organizó la presentación del libro Mujeres, metamorfosis del efecto mariposa y el primer concierto del proyecto. Decía así: “Las cosas nuevas no se explican, se cuentan, se conversan y se cantan.”  Y así fue desarrollándose un proyecto que se explicaba a sí mismo mediante su accionar y su teorización integradas. 

 

Eso nos ha valido un debate pendiente con las visiones clásicas de la educación popular que sostiene que lo que no se sabe explicar no se entiende y si no se explica bien, nadie más lo puede entender. Y la mediación  del lenguaje racional se erige como la forma de resolver eso. Quien mejor escribe mejor “educa”.

 

Pero nosotras sabemos al menos dos cosas sobre eso. Una es que es un teorema absolutamente relativo pues hay hechos, sucesos y experiencias que simplemente no tienen lenguaje en la jerga definida por el patriarcado que es la que hemos conocido y la que hemos tenido para comunicarnos hasta que surgió el feminismo. Otra es que hay cosas que no se explican en palabras aunque las tengan, sino que hay que dejar y dejarse vivir la experiencia.

 

Palabras como paradigma1, epistemología2 , resonancias3 y efecto mariposa4 en la acción político-social tan usadas actualmente y tan poco debatidas y sujetas a la sistematización, fueron abriéndose campo en el proceso de producción artística de Alas de Mariposa a partir de experiencias e investigaciones feministas. Todas tienen definiciones clásicas pero también cuentan con resignificaciones feministas. Todas han sido algo postergadas por muchas feministas, mismas que se han quedado en el lenguaje de los derechos estrictamente.

 

Recuerdo una experiencia de revisión  de unos documentos de Las Petateras sobre los que Joana Kerr de Canadá y amiga de Asociadas por lo Justo (www.jass.org) preguntaba que qué quería decir eso de epistemología. Con paradigmas y resonancias ha pasado lo mismo aunque esas se usan tanto y en tantos sentidos que pocas veces nos detenemos a preguntar o decir de qué estamos hablando cuando las usamos

 

Estaba pendiente además cómo la creación de Alas de Mariposa iba a aportar a la construcción de movimiento. Recuerdo otro cometario de Marusia López a inicios del 2008 cuando nos comentaba que en la reunión de planificación del Foro Internacional de AWID, le habían preguntado que de qué trataba el proyecto Alas de Mariposa de cara a un Foro sobre la construcción de movimientos sociales, a lo cual había respondido que ninguna que lo conocía lo comprendía muy bien, pero que había que confiar en que seria una buena cosa. 

 

Y así fue. Tal fue la confianza dentro de la incomprensión que inicialmente las organizadoras de AWID lo colocaron como taller de arte en lugar de ubicarlo como propuesta de obra de teatro a ser presentada en el evento. Al final lo referente a la naturaleza de la actividad se aclaró, siempre dentro de un gran enigma y una confianza.

 

Otra fuente de incomprensión era el hecho de que el proyecto usaba palabras rebuscadas, lo que se insertaba en la critica de muchas feministas de Asociadas por lo Justo de otras regiones del mundo (Estados Unidos, África y Asia) que han sostenido que las feministas latinoamericanas usamos palabras difíciles de entender.

 

Bueno, a esto, Alas de Mariposa ha sostenido que no solo usamos palabras de difícil comprensión; nosotras inventamos palabras y re-significamos otras con significados propios.

 

Por ejemplo Alas de Mariposa ha insertado el término ´movimientos orgánicos´5 para referirnos al debate y el no-debate sobre el tal recambio o el relevo entre las jóvenes y las veteranas en las organizaciones. Y digo las organizaciones por que del movimiento nadie se retira o releva. ¡De lo contrario no es un movimiento!

 

Introdujimos desde las investigaciones, estudios y reconceptualizaciones nuestras y las de Radio Internacional Feminista acerca de la naturaleza de la práctica social transformadora de la palabra ´intencionalidad´6 en lugar de objetivos. Impulso o ejemplo7 en lugar de impacto. Y ´marca pasos´8 en lugar de indicadores.

 

Definitivamente hay palabras que hay que re-significar pero hay otras que hay que cambiar y otras que hay que inventar. Dice el dicho feminista que quien no está en el lenguaje no existe social y políticamente. ¡Y eso es mucho más que decir ellos y ellas!

 

En ese sentido la práctica de RIF también ha hecho eso a partir de sus encuentros con los términos de algunas agencias financieras. Sobre esto hay otra anécdota interesante. Ellen Spanger de Holanda y también amiga de Asociadas por lo Justo estaba presentando a un grupo de Asociadas en Cape Town en noviembre de este año su esquema de indicadores para el cambio. Pidió al grupo que por un rato dejaran por fuera del salón y de la discusión el referente de las agencias financieras para trabajar nuestros propios indicadores desde nosotras mismas.

 

Me llamó la atención esto. Nosotras hablamos de indicadores para nuestras prácticas sociales porque las agencias financieras lo han exigido, de lo contrario ni siquiera los usaríamos. Por eso tan solo introducir el término corresponde a una relación con agencias financieras, no una cuestión propia. Nosotras no andamos por la vida política y social midiendo todo con la vara de los indicadores. No todo es medible en el tiempo y en el espacio, que por lo demás son relativos siempre.

 

Si lo  hacemos, al menos hagamos conciencia acerca de por qué lo hacemos. Y mejor aún, al menos traigamos nuestras propias conceptualizaciones o palabras para ello a la mesa de negociación de los términos de referencia con las agencias. Esas siempre son  negociados entre partes donde cada cual tiene sus perspectivas que hay que colocar sobre la mesa.  Si no se cambian los nombres  se crean otros, hasta nosotras llegamos a pensar que estamos hablando el mismo lenguaje desde nosotras. Y eso es un problema bien serio pues la palabra autonomía9 pasa a significar sencillamente lo que tenemos tan interiorizado del sistema, tan interiorizado, que creemos que viene de nosotras.

 

Es tan impredecible y tanta la incertidumbre10 en los procesos político sociales, precisamente porque (agraciadamente) son incontrolables o al menos inmanejables.  Mientras no estén todas las fuerzas representándose en igualdad de condiciones y oportunidades y, mientras los intereses y necesidades de todas y todos no estén contemplados ni siquiera son democráticos. Claro que eso es una utopía, pero pregunto entonces… ¿Cómo y desde dónde estamos definiendo la democracia si no incluimos esto como marca paso?

 

Sobre esto tengo otra anécdota. Cuando apenas estábamos en Costa Rica empezando a concebir el proyecto Alas de Mariposa se dio también en forma paralela y sin conexión con Alas en ese momento, la primera reunión de Asociadas por lo Justo en Panamá 2006 donde creamos Las Petateras. 

 

Pues bien, una de las más novedosas metodologías creadas allí también para impulsar la iniciativa fue la creación de los Observatorios de la Transgresión Feminista. Nacieron para movilizarnos desde la trasgresión feminista creando poder colectivo acompañando, observando y solidarizándonos activamente en acciones y prácticas locales, regionales, internacionales. 

 

Estaba ardiendo la situación en la región. Sobraban temas de Observatorio. En Nicaragua se avecinaban elecciones complejas marcada entre otras cosas por la dogmatización anti-feminista y anti-sandinista de algunos sectores del Frente jefeado por Daniel Ortega. México estaba atravesado por otro proceso electoral que ponía al desnudo el carácter del Estado patriarcal capitalista desenfrenado. Y Honduras, Guatemala y El Salvador estaban atravesados por el desmantelamiento de sus estados de derecho y la arremetida neoliberal acompañada de una violencia generalizada en las calles y en las casas que elevaban a diario los índices de feminicido/femicidio, entre otras violaciones a los derechos humanos y el resquebrajamiento del tejido social a todos los niveles. Panamá vivía momentos de dolorosa transición neoliberal que privatiza todo en la vida después de la devolución del canal, asediado ahora por todas las potencias.

 

Roxana Arroyo y yo éramos las únicas costarricenses en el evento. Entre las dos  nos preguntábamos de qué rayos iríamos a proponer observatorio en nuestro país dado que esas situaciones tan alarmantes que se perfilaban en los demás países no habían cobrado esas dimensiones en la nuestra a pesar de que la tendencia era la misma.

 

Pues bien, no habían pasado dos años cuando en ese país del cual no sabíamos qué plantear, se enfrentó - por todos los países de la región que no lo pudieron siquiera conocer - a la posibilidad de revertir el Tratado de Libre Comercio Centroamericano (TLC).

 

Los movimientos sociales, las organizaciones y algunas fuerzas políticas en Costa Rica  desarrollaron entre el 2006-7 una de las gestas históricas más destacadas de su historia. Y las feministas participamos en ella de manera novedosa también. (Ver Memoria Mujeres contra el TLC, 2008)

 

Se podría decir – y la sociología, las ciencias políticas y muchas analistas de las mediciones clásicas así lo caracterizarían - que un año antes no nos dimos cuenta de lo que pasaría porque estábamos detrás del palo sobre lo que pasaba en el país por no tener un análisis suficientemente acabado y completo de la realidad. Y puede ser cierto. O se podría  decir que estábamos comparándonos excesivamente con otras realidades de la región que lo que pasaba en la nuestra parecía insignificante por lo que no le dábamos el lugar que tenia en la totalidad del análisis. Y eso puede ser cierto también. Y se podría  decir que como en Costa Rica creemos que tenemos una historia tan particular en la región, creíamos estar fuera de esa realidad que se describía regionalmente. Y eso puede ser cierto también.

 

Pero todos esos factores de análisis tienen algo en común que ni Roxana ni yo compartimos: todos parten del paradigma patriarcal sobre el conocimiento, que plantea que si conocemos y analizamos la realidad con suficientes elementos, podemos predecirla, controlarla y por tanto cambiarla dominándola.

 

Y eso tiene su correlato en las practicas de la educación popular convencional cuando dice que si la explicamos con suficiente claridad, todo el mundo puede entenderla igual a quienes las explican y pueden ampliarla juntos.

 

Pienso que las pedagogas y los pedagogos de la educación popular nunca le dieron tanta importancia a la epistemología como le dieron a la pedagogía porque se preocuparon más por ubicar cómo educar desde lo que pensaron que debía aprender la gente y que sus intereses estratégicos de clase marcaban sus motivaciones para aprender. Así lo viví en Nicaragua y fui parte de eso. 

 

¡Rarísimo! Nadie media por nadie más que en una estrategia “vanguardista”. Pero cada quién se comunica desde su experiencia, recepciona información desde su experiencia y la procesa desde sus paradigmas, etc. Todo conocimiento es interactivo, pero es autoorganizado11 bio-socialmente hablando.  

 

Es decir, puedo como individua y hasta colectivamente como miembra de un grupo, recibir información llena de conocimientos y también compartir la mía, también llena de conocimientos. Pero aprender, es decir, convertir la información en conocimiento es otra cosa y es un proceso que solamente sucede autooorganizadamente, es decir que el organismo la procesa desde su propio sentido y dándole su propio sentido.

 

Estrictamente hablando, nadie educa a nadie, sino que el proceso es recíproco desde la autoorganización de cada quien, de lo contrario o no sucede o se adquiere información racionalmente sin integrarse el conocimiento. Por eso no vale la pena tanto énfasis puesto en uno de sus componentes unilateralmente, porque cada quien lo hace desde sí y así se comunica y aprende. 

 

Esa es una perspectiva en Alas de Mariposa. Las dinámicas político sociales son tan complejas y orgánicamente vitales que nadie puede predecir su comportamiento, dominar o controlar, explicar en su totalidad y mucho menos cambiar a partir de su dominación. (¡Por dicha, porque estaríamos todas muertas!)

 

Podemos aproximarnos con meridiana claridad cuando adquirimos una visión orgánica compleja12 como es la vida, dejando de verla como predecible, controlable, totalmente explicable y hasta “educable”, disponiéndonos a aprender con todo lo que es ella, como somos como expresión de ella y como aprendemos con ella.

 

                                                          Alas para conectar (nos)

                                                       

 

¿Cómo se va concretando la intencionalidad de Alas de Mariposa de contribuir a activar movimiento mediante la expresión artística?

 

Si mucha gente se preguntaba lo que quería decir esto en el proyecto Alas de Mariposa cuando empezó en el 2006, ahora rara vez nos hacen la pregunta. Tal vez porque ya está siendo contestada por su practica de más de dos años. Pero en ese sentido, vale la pena aclarar que Alas de Mariposa no es un proyecto de expresión artística. Es de construcción de movimiento desde la expresión artística.

 

Veamos algunos ejemplos.

 

Ejemplo uno: Estuvimos en Cape Town, Sudáfrica realizando la primera presentación internacional de la obra El Laberinto de las Mariposas en el marco del foro Mundial de AWID “El Poder de los Movimientos” entre el 14 – 16 de noviembre. Fue una tremenda oportunidad para que más de 1,000 activistas de todas partes del mundo conocieran la obra y su planteamiento.

 

Cada quién en ese arco iris de diversidad de idiomas, culturas, etnias, edades y experiencias le sacó lo que necesitó, lo que pudo y lo que quiso.

 

Unas destacaron la dimensión paradigmática de la obra señalando, como lo hizo la activista en el uso feminista de las tecnologías de la comunicación y la información,  la joven Anita Gurumurthy de la organización IT for Change en la India, comentando que para ella la obra se ubica en la celebración del poder de las mujeres aun en las circunstancias mas difíciles que se presentan en algunos caracteres. Ruth Ochieng veterana feminista de ISIS WICCE en Uganda, dedicada a recopilar los testimonios del impacto de la guerra en las mujeres de su país y sus aportes a la paz dijo que “la genialidad de la obra y del libro es que toman las historias de mujeres ordinarias y las convierten en experiencia extraordinarias cuando se miran desde los aportes ocultos en sus prácticas alternativas.” Otra veterana, Susan George de Malasia señaló que la fluidez del planteamiento que crece, cae y vuelve a levantarse, expresa la complejidad de la vida de las mujeres cuando no se dejan llevar por la rigidez de las visiones lineales.”

 

 

 

1 Paradigmas: códigos mentales convertidos en sentido común en distintas disciplinas del saber que por ser supuestos sentidos comunes definidos por una comunidad científica de cada disciplina no se cuestionan, sino que se asumen como verdades indiscutibles. “El mundo es cuadrado” era el paradigma que imperaba sobre el planeta y era incuestionable. Como consecuencia todos lo percibían como cuadrado aunque no lo era.

2 Epistemología: teoría acerca de como construimos conocimiento, dando sentido a lo percibido, experimentado, conocido, etc.

3 Resonancia:

4 Efecto mariposa: todo esta tan conectado que una pequeña acción neurálgica en un lugar, momento o dinámica puede afectar la totalidad.

5 Movimientos orgánicos: orgánico se refiere a proceso vital que siguen ciclos de vida y no solo dinámicas racionales definidas por hombres y mujeres desde sus intereses, intenciones y paradigmas.

6 Intencionalidad: propósitos enunciados como “intenciones” abiertas a la influencia porque se reconoce que no son controlables los procesos, por lo cual lo que nos proponemos se define tomando en cuenta lo que ocurre en el proceso y no solo lo que se quiere cambiar.

7 Impulso o ejemplo: si no hay control de resultados, sino procesos afectados por nuestras acciones y otros factores, lo que se logra no es impactar sino impulsar, catapultar, afectar.

8 Marca paso es la palabra con la que RIF ha sustituido los indicadores por considerar que vistas en proceso de interacción de factores, lo que podemos medir son avances, no logros finales.

9 Autonomía: actuar, pensar y sentir desde la capacidad autoorganizada (ver adelante) de los organismos vivos.

10 Incertidumbre: la imposibilidad de determinar exactamente lo que va a pasar porque no se controla ni se puede controlar todas las interacciones.

11 Autoorganizado: característica de los organismos vivos. Es la capacidad de organización interna de un sistema abierto que aumenta su complejidad sin ser dirigido por agentes externos, sino por su propia capacidad de aprender adapatativamente para seguir creciendo. Los sistemas autoorganizados exhiben propiedades emergentes, es decir que surgen ante las necesidades. Cuando un organismo pierde esta capacidad muere.

12 Compleja: del enfoque de sistemas, para reconocer que una multiplicidad de interacciones en todo organismo y todo proceso, lo que lo hace impredecible y que para entenderlo en sus reacciones, hay que reconocer su totalidad de su interacción y no solo cada uno de sus componentes.

 

(fin)

 

 

 

 

      

 

 
       



Wings Home  | Fundamentos | Componentes del Proyecto | Mariposeras | Promoción Artística

Cartas de apoyo | Proyecto: Noticias y Actualizaciones | Premios y Reconocimientos | Contáctenos

Contenido de la obra | Personajes de la obra | Producción Artística | Noticias y Actualizaciones de la obra


Proyecto Artístico ALAS DE MARIPOSA
2008 - 2010
Usted puede utilizar las imágenes, textos y audios  citando la fuente
Alas de Mariposa/ www.alasdemariposa.org

TEL. (506)249-3084
E-MAIL: info@alasdemariposa.org


Diseño del sitio Web: Producciones Artemisa
partemisa@costarricense.cr